acerca de la noche 21 (los ríos y la noche – quinta)

000

Yo supe alguna vez de la niñez al borde de los ríos…

Los domingos se demoraban alrededor del brasero

o contando los rebotes, todavía mágicos, de los guijarros sobre las aguas,

prohibidas a la sed,

donde algún arroyo venía a morir, abandonando en el torrente

la brevedad de su transparencia…

La luz huía también, pero no lo sabíamos:

tras el recodo que servía de horizonte

el río retornaba a su imposible monotonía

cargado de oscuridad y

un cansancio de otra edad se insinuaba

en el carbón tibio de la memoria.

Por las trochas de la cordillera bajaban

en tropel las sombras.

000

leonardo torres londoño, obra en obra, 2018

Anuncios

acerca de la noche (21) fragmento

ooo

Mocoa (Colombia)

 

 

 

 

 

 

 

Yo sé de ríos negros que la noche disfraza con sus aguas letales

mientras las lluvias golpean en el fastidio hipnótico de los ribereños

la tosudez de sus miserias.

En un instante se echan encima,

secuaces de una infame fechoría,

horda mineral de dragones hambrientos,

ni madre ni dios,

hinchándose el torrente de barro,

hinchándose la noche, insaciables,

destrozan los límites,

arrasan estribos y sementeras,

arrastran las cunas con su llanto adentro,

los gemidos, los rezos impotentes,

todo en un instante de fango y agua letal y piedras,

que deja en el limo de las orillas aleladas

y de gentes lelas,

la costra vieja de la vieja indiferencia.

000

leonardo torres londoño, obra en obra, 2017