acerca de la noche (18)

000

Corro los postigos y la luz del día no aparece,

pese a la desmañada figuración del sol.

Las flores abrieron, es verdad,

las gentes empujan, cansinas, su rutina pues

los relojes echaron a correr antes del alba.

Y el alba pasó y no hay luz.

« Será el invierno », me digo, mirando el calendario

y en el cielo gris lo gris de su deshoje;

« o mis ojos, quizás », cuyo horizonte boga hacia las sombras.

000

Del mundo llega un eco: tal parece que

la historia no deja de nacer entre descombros,

sin lograr saciar la indiferencia.

Las ciudades se vuelven ruinas sin mediar el tiempo,

la locura aupando a la avidez y a la miseria hasta dejar solo

el cascarón del hombre, su corazón ausente.

Y muerte y luto y la orfandad preñada.

000

A lo mejor, en medio de las llamas, todo es oscuridad

y la luz empieza allí donde crepita, señera, alguna voz.

Pero ¿dónde?

000

leonardo torres londoño, obra en obra, 2016

Acerca de la noche (12)

000

Eran negras las sotanas,

la pólvora que oscurecía el aire de los colibríes,

y los socavones donde los dioses ocultaban las codiciadas heces,

y el hierro y el látigo,

negra la tinta voraz de sus leyes.

000

A la luz que iluminaba nuestra historia la llamaron tiniebla,

a nuestros temores, infierno.

000

Lo arrasaron todo.

En los glóbulos ruines de la sangre

nos legaron su laberinto de pecados,

la tentación de la bajeza,

000

y al despojarnos de nuestra propia oscuridad,

nos despojaron de todas las albas.

000

leonardo torres londoño, obra en obra, 2016

acerca de la noche 3

000

Noche cerrada. Tres impermeables negros bajo la lluvia,

tres jinetes,

suben por el camino.

Van deshaciendo, lentos,

sumas de oscuridad y lejanías.

000

Sabrán que el aguacero ha enjaulado la casa,

que las aguas hierran su desamparo,

000

porque se apean dando voces en el patio

como si quisieran descorrer

los cerrojos uno por uno.

000

Adentro cesa la espera.

000

leonardo torres londoño, obra en obra, 2016

000

VARIACION UNO

Noche cerrada.

Tres jinetes

suben por el camino.

Uno es mi padre.

Van deshaciendo, lentos,

sumas de oscuridad y lejanía.

Despierto.

000

leonardo torres londoño, obra en obra, 2016