dependencias (2a versión)

.

Por la noche a mi casa le crecen extrañas dependencias.

Cuando el silencio ahuyenta cada decibel impropio y la vigilia cede al cabo de varios cabeceos, el sueño, celoso cancerbero, se entrega a su tarea.

Abre una puerta aquí, allá una ventana, ablanda en un instante las paredes que descorre como velos de cortinas…

yo lo sigo, penetro en espacios que siendo familiares desconozco.

Alcanzo a oír a un yo distante hacerse alguna vana y lógica pregunta

pero prosigo, de aposento en aposento,

con mis labores sonámbulas de las que poco entiendo,

como el público que sirve de comparsa incauta al prestidigitador astuto…

Yo sé que es mi casa,

aunque acudan siluetas sin que yo las invite.

Hay algo mío aquí,

lo sé, 

aunque no sepa ni qué ni cuándo,

en lo borroso de esos como espejos,

en el extraño y lento y semoviente mobiliario. 

Soy yo el que ocupa, intermitente, estas habitaciones que no pueden estar en las palabras.

Las piezas secretas de mi casa, abiertas al azar de los sueños,

caprichosas, habladoras,

espacios cuya luz no depende del ciclo de los astros,

donde hay algún enigma por resolver,

algo que buscar, ¡quién sabe!

y no sabemos o no queremos encontrarlo.

.

leonardo torres londoño, obra en obra, 2020

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s