acerca de la noche – 41

000

Esta oscuridad también es mía.

Años de atesorarla con paciencia,

depositándola en mis alveolos secretos,

a veces al margen de la tarde,

gracias, a veces, a su abrigo.

 

Miel que me alimenta a solas

y distila un alcohol que me nubla

y me silencia.

 

Sabores idos, infancias ya digestas,

corolas ¿de qué jardín que heredé

y sigue siendo ajeno ?

 

Si contemplo la noche es para aprender

qué hacer con las estrellas.

000

leonardo torres londoño, obra en obra, 2018

 

 

2 pensamientos en “acerca de la noche – 41

  1. unas primeras estrofas abiertamente melancólicas van destilándose a medida que avanzan los versos, y aparece entonces una materia más sutil, como esa miel que te alimenta o el alcohol que te nubla, pasa por la delicadeza de ese verso de corolas, hasta culminar con esa imagen magnífica, con cierto aire de poesía zen. Es un poema que se transforma ante los ojos del lector, y queda flotando la pregunta ¿de qué jardín que heredé, y sigue siendo ajeno? Deja perplejidad y misterio, no melancolía.

    Abrazo

  2. Fue un camino escogido por el poema mismo. Como si se negara a teñirlo todo de colores sombríos. La pregunta es quizás la derrota del poema también, que se muestra incapaz de llegar al fondo, de alcanzar una respuesta. Es algo que me ocurre cada vez más a menudo, dejar en el poema la pregunta planteada sin poder ir más allá.
    Un abrazo agradecido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s