acerca de la noche 21 (cuarta)

Y he visto desde los puentes ríos de alquitrán

en cuyo limo

el vientre de la tierra constata su propia agonía,

encinta de una cerrazón sin horizontes.

No hay peces en sus aguas moribundas,

solo corrupción, heces,

fruto de nuestro yerro voraz, infatigable.

He cruzado puentes inútiles sobre esqueletos de ríos, inmóviles en sus

lechos donde la espuma ni siquiera es un recuerdo.

He escuchado cómo aúllan por debajo de la ciudad

ríos fantasmas condenados en la oscuridad de las cloacas

a su auto de fé cotidiano.

Por las cascadas baja un orín lento

que las piedras sorben sedientas detrás de las neblinas.

Se oxidan en las orillas las bateas narcóticas,

ya no hay oro ni dioses,

por la corriente turbia solo azogue y pestilencia.

000

leonardo torres londoño, obra en obra, 2018

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s