acerca de la noche (18)

000

Corro los postigos y la luz del día no aparece,

pese a la desmañada figuración del sol.

Las flores abrieron, es verdad,

las gentes empujan, cansinas, su rutina pues

los relojes echaron a correr antes del alba.

Y el alba pasó y no hay luz.

« Será el invierno », me digo, mirando el calendario

y en el cielo gris lo gris de su deshoje;

« o mis ojos, quizás », cuyo horizonte boga hacia las sombras.

000

Del mundo llega un eco: tal parece que

la historia no deja de nacer entre descombros,

sin lograr saciar la indiferencia.

Las ciudades se vuelven ruinas sin mediar el tiempo,

la locura aupando a la avidez y a la miseria hasta dejar solo

el cascarón del hombre, su corazón ausente.

Y muerte y luto y la orfandad preñada.

000

A lo mejor, en medio de las llamas, todo es oscuridad

y la luz empieza allí donde crepita, señera, alguna voz.

Pero ¿dónde?

000

leonardo torres londoño, obra en obra, 2016

Anuncios

6 pensamientos en “acerca de la noche (18)

  1. sol,flores, alba, y no hay luz, Bogar hacia las sombras. Llamas y cascarón y ausencias. Sólo en la voz sospechas alguna luz.¿La palabra, de nuevo? el nido de la luz, el anuncio, Aunque voz y palabra no sean lo mismo, ambas crepitan y hacen chispas.
    un abrazo con alguna luz para tu noche

  2. te dejo algo de F. Hölderlin:
    ¡Bella vida! Tú vives, como leve brote de invierno,
    en este mundo agostado sola y callada floreces.
    Aire ansías, y luz, primavera que vierta su tibio
    resplandor, cuando buscas la infancia del mundo.
    Ya tu sol, ya tu tiempo feliz se ha ocultado,
    y en la noche glacial sólo hay fragor de huracanes.

    (Versión de Otto de Greiff)

  3. Gracias anamaría; hermosos versos de Hölderlin, cuyos himnos a la noche me intimidan, como figuras tutelares. Es una imagen muy real, que he visto a menudo en los jardines, o en mi jardín, esos brotes que aparecen después de algunos días de temperaturas clementes pero que se quedan allí hasta morir helados por el retorno del frío. Llegar tarde a las cosas, a esta vida o este mundo. Creo que toda época ha sido complicada y cruel, y sin duda las ha habido más que otras. Pero solo podemos hablar de la nuestra, a sabiendas que, a lo mejor, no hacemos sino repetir la cantinela de los viejos que confunden su propia decadencia con la decadencia del mundo.
    Un abrazo

  4. Muchas gracias anamaría por tus comentarios-chispa. Sabes la falta que me hacen y lo imprescindibles que son. Definitivamente, puede decirse (y a lo mejor, muy a mi pesar) que lo mío es la palabra, que toda mi poesía gira en torno a ella, a su problemática. Al principio era el verbo, que separó las tinieblas de la luz… La voz pueden ser los otros, el otro, y sin duda, la palabra. La oscuridad es algo demasiado grande. Hecho, condición, sensación, metáfora…

  5. Recuerdo unos versos de Octavio Paz que si mal no recuerdo dicen: “el que ha conocido la esperanza / no la olvida/ la busca bajo todos los cielos / y entre todos los hombres”…
    saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s