acerca de la noche (15)

000

Si fueron tus ojos no lo sé,

tu boca dijo algo

prohibido,

murmuraban las salivas,

y alertó los senos que te nacieron en mis manos;

tus manos ¿qué buscaban?

tu piel se desplegó,

tu vientre,

¡cuántos caminos!

Me incliné hacia tu sombra

para abrir tus labios nuevos:

dejaron de sonar las horas,

mi lengua lamía

tus cuencas húmedas.

¿Dónde los puntos cardinales? no lo sé,

pero tus muslos conocían  mi destino,

arrastraban mi cuerpo todo hasta tu entraña.

En tu sexo una vegetación ignota,

ya madura,

impelía mi sexo con

su oscuridad señera.

Dejábamos de ser nosotros

para saber quiénes éramos

arrancándole a la noche

que gemía en tu garganta

algún oráculo…

tu feminidad, mi hombría.

¿Cuál fue tu nombre? No lo sé, pero guarda

a cambio del peligro triste y fugaz de mi simiente

el temblor definitivo

que devolvía el alba a su inocencia.

000

leonardo torres londoño, obra en obra, 2016

3 pensamientos en “acerca de la noche (15)

  1. este bello poema me hace recordar otro bello poema tuyo. Alguna vez dijiste:
    “si nos faltaran manos
    si las bocas faltaran
    si los cuerpos ya exangües desfallecieran
    y nos sobraran alas
    ¿quién custodiaría el paraíso?”

    Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s