acerca de la noche 5

000

Los chimbilás arañaban los anjeos,

sedientos,

como huérfanos de aquella penumbra donde

la sangre huía por entre sueños

amamantados ¿por qué criatura oscura? hasta hundirse como semillas

en el alma muelle del espanto.

000

Pasaban los fantasmas y el chasquido de sus muertos,

la Patasola,

el chás-chás de los machetes.

Pasaban como huyendo los disparos.

000

No había luna ni silencios;

solo, oscura, la intemperie.

000

Y la noche, la noche sellando los postigos.

000

leonardo torres londoño, obra en obra, 2016

Anuncios

9 pensamientos en “acerca de la noche 5

  1. la noche, y repites :la noche, sellando los postigos y todo ese reino nocturno pasa del afuera al adentro. Hay una dinámica muy bella y lograda en el poema entre el mundo de afuera y los adentros. la ambigüedad reside en que de repente uno siente que existe una noche cósmica y otra noche íntima que se mezclan y anidan una en la otra; esos fantasmas ¿dónde están?, en ambas noches, creo.
    Y esas palabras fantasmagóricas que usas, todo un hallazgo los chimbilás.
    Muy bello y buen poema, leonardo
    Abrazos desde la noche que sella los postigos.

  2. un pequeño regalo para dialogar con tus noches:

    Apenas las pequeñas criaturas de la noche
    revolotean
    viene el otro silencio a despertarme

  3. Tu lectura, que agradezco (ésta y las de los otros comentarios), confirma lo que ha sido mi propósito en esta serie, que por ahora permanece en el ámbito de la infancia, relacionada, en mi caso, con la finca de tierra caliente donde pasé tantas vacaciones y donde, creo, empecé a tener una relación más estrecha con ella por la cercanía, por la casa rodeada de corredores y terrazas y de ventanas de anjeo. Y sí, es ese paso del afuera al adentro que me interesa y que, sin duda, es una experiencia que cada uno de nosotros ha vivido frente a esta presencia que por más cotidiana que sea no deja de alimentar su misterio. El anjeo (que en Venezuela quizás llamen mosquiteras -obviamente menos hermosa y misteriosa que la palabra anjeo) crea una relación particular con el exterior muy diferente del de una ventana. Y en un niño puede ser un activador de imaginación. Esas palabras son aquí memoria, testigos, rescate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s