poéticas pretenciosas (seis)

000

no sé cuánta vida depositan las palabras en el vivir
ni qué milibares medirían la presión para darle la magia de un relato

acaso me equivoco
acaso es vivir lo que infunde sus glóbulos fatales en las palabras
y hace falta la vida entera para saber
qué línea del infinito alcanzaron nuestros pasos

000

leonardo torres londoño, obra en obra, 2015

4 pensamientos en “poéticas pretenciosas (seis)

  1. “acaso me equivoco
    acaso es vivir lo que infunde sus glóbulos fatales en las palabras”

    Si hablamos del ars poética, me atrevería a decir que hay versos que contienen todo el poema al que pertenecen, pequeños fractales que dibujan la figura íntima de su despliegue. En este poema, esos dos versos me dicen todo. “acaso me equivoco” es contundente pues es un acaso y es una equivocación, qué mejor imagen para representar el acercamiento sinuoso e incierto al hecho poético. y el segundo verso, la intuición magnífica de que las palabras contienen glóbulos fatales capaces de llegarnos a la médula, allí donde la vida engendra su propia fatalidad que luego infunde en las palabras. Sé que tu exploración es en torno a las palabras y su capacidad de contener lo poético, pero lo poético es el verdadero misterio, tan inmediato a la vida, tan sumido a ella. tan frágil como ella.

    Abrazos

  2. Te acercas siempre con calidez y magnanimidad a mis palabras, anamaría y es algo que agradezco. A veces pienso (y lo lamento) que los poemas se escriben para justificar algún buen verso. Por lo menos estos que citas no están al final. Sabes todas las dudas que tengo con esto de las palabras, todas las frustraciones también. Todavía no estoy muy seguro de que lo poético exista fuera de algún lenguaje. A lo mejor el poema es algo como el acelerador de partículas destinado a encontrar el famoso bosón de Higgs. Pero sí tienes razón, a fin de cuentas lo que cuenta es el misterio de la vida : si las palabras se alejaran definitivamente de ella, no habría poesía. Quizás, el verdadero colisionador de hadrones es la vida, sencillamente.
    abrazo

  3. “si las palabras se alejaran definitivamente de ella, no habría poesía.”
    si la vida se alejara de las palabras no habría poesía
    si la poesía se alejara de la vida no habría palabras
    si las palabras se alejaran de la poesía no habría vida

    abrazo solsticial

    (Que el verano te sea propicio)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s