hitos de la frontera 8

8

nadie soportó nuestro albedrío
otros lo llamaron alevosía
llegaron las tropas
la pólvora allanó el ansia de las semillas

000

¿a dónde ir?
los machetes hallaban un único norte desmontando las lomas
lejanas sin dueño
la tierra aunque empinada esperaba el azadón ser huerta
pero de cada semilla y cada vez
nació una cosecha ajena
hasta que el norte se deshizo en las escarpas

recogimos entonces nuestro descontento
y germinó la dadivosa guerra

leonardo torres londoño, obra en obra, 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s