añadido al mar

ooo

Para qué añadirle palabras al mar
su inminencia basta o
la prisa de la espuma por deshacerse en la roca o
los colores que la luz le inventa
en la quietud imposible
en lo imposible del silencio

leonardo torres londoño, obra en obra, 2014

Anuncios

7 pensamientos en “añadido al mar

  1. Por lo general, tengo contacto con el mar una vez o dos veces al año; mi experiencia del mar fue tardía, demasiado para que se fijara en las médulas, así que mi relación con él es un tanto ficticia por no decir postiza. Cada año pues, vuelvo a contemplar el mar, a pensar en que se ha escrito ya muchísmo acerca de él, y por consiguiente resulta muy difícil escribir algo que no sea una repetición o una tontería, más aún desde un punto de vista tan « estival » como el mío. Lo mejor sería simplemente no decir nada. Sin embargo cada año caigo en la misma trampa y termino intentando traducir en palabras tanto la sensación que procura su visión y su presencia como mis dudas en cuanto a su literatura se refiere. Así que este poema es un fracaso más, que ahonda mis contradicciones y para el que pido la indulgencia de mis esporádicos o imaginados lectores.

  2. “lo imposible del silencio” parece que te alcanza… el mar siempre es inicio, por algo en el génesis el Espíritu reposa sobre las aguas antes de la creación, siempre convoca palabras, acéptalo como un bautizo o la empapada de una ola en la orilla… así que , por mi parte, siempre tendré una indulgencia acuosa por estas inmersiones tuyas en la inagotable metáfora del mar, que , como él, parece la misma pero es cambiante,con el viento, la luz, la estación o el oleaje del alma.
    Abrazo marino de tu imaginada lectora

  3. Hay una frase de Chateaubriand en sus “memorias de ultratumba” que se me quedó grabada; hablando de su retorno a Saint Malo donde pasó su infancia dice : “nada ha cambiado en Saint Malo, salvo el mar que cambia siempre”…

  4. ¿añade el mar palabras que sólo se escuchan en el viento?
    ¿la prisa es de la espuma o de la roca que quiere deshacerse en ese abrazo?
    ¿inventa el mar la luz que sale de la quietud imposible?
    ¿no calla el mar para que hable su silencio?

    preguntas que me nacieron de tu poema.

  5. mira esto que sorpresivamente me encontré, del gran De Quincey : “El océano con su respiración eterna, pero también por su gran calma, personificaba mi espíritu…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s