poética?

000

materia oscura

000

.el poema es vértice

hacia él apunta la materia oscura

también la evocación del mar del árbol

las frágiles aristas del pretexto

epicentro

lo asiste la expansión del lenguaje proclive a

la comunión de la distancia

 000

al juntarse sin embargo no tiemblan las palabras

otro es el acto

cimbra el eco

sus espigas

000

leonardo torres londoño, escrito a lápiz, 2013

Anuncios

2 pensamientos en “poética?

  1. … continuas las indagaciones y perplejidades que te han traído desde la montaña a las aguas profundas de la Materia Oscura; lo puedes ver como la misteriosa materia que inunda los intervalos del universo, o lo puedes ver como una metáfora de la materia informe, no atravesada por el lenguaje pero que es un ancla del ser, un cúmulo de materia “no detectable” que nos conforma. .
    La misma imagen que pones, que siendo una hermosa suposición sobre esos cúmulos de las galaxias, me evoca un entramado de neuronas haciendo temblorosas sinapsis; entonces, resulta que el pensamiento y el lenguaje, producto de ellas no están claramente delimitados en la materia gris o en la blanca, sino que son literal y metafóricamente una materia oscura: psiquismo o alma , que está allí , pero no es medible, altera el curso de las cosas,genera gravitación, campos magnéticos, piel,concavidades y diminutos pálpitos y que produce universos y símbolos, y en consecuencia lenguaje y palabras ( o viceversa) que se hacen insuficientes para dar cuenta del todo mayor que los abarca..

    Y sí que es una poética el intuir que la poesía es un vértice gravitacional para la materia oscura, precisamente para lo indecible y que los pretextos del lenguaje o del recuerdo, las imágenes evocadoras, los lugares comunes,no alcanzan a dar con el fenómeno poético, que parece inabarcable,.que el poema es Otra cosa, un Vértice, que no es palabra, aunque parezca, he ahí la posibilidad de imantar a la materia oscura. El lenguaje se expande, como el universo , e intenta la “comunión de la distancia” que me parece una frase genial para intentar dar cuenta de la necesidad simbólica del lenguaje, su compulsión a la negación de la distancia, de la separación,del intervalo.
    Una vez descubierto que el vértice anula la palabra, (que la hace pre-texto o arista) llegas a esos magníficos versos finales, que invitan a la perplejidad, a una palabra eco , palabra -acto, que van dirigidas hacia el vértice de las espigas, allí no tiemblan las palabras, pero tiembla el poema

    “otro es el acto

    cimbra el eco

    sus espigas”

    -me quedo gravitando en torno a ellos

    Abrazos de matière noire

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s