poema de la montaña 3 – vacilaciones y traspiés

3

 

conforme se sube

el aire inmóvil va acallando los árboles

el frío desciende a lomo de niebla

se empina el silencio

la cuesta

 

leonardo torres londoño, escrito a lápiz, 2013

Anuncios

4 pensamientos en “poema de la montaña 3 – vacilaciones y traspiés

  1. el aire inmóvil también nos acalla… el ascenso es una suerte de experiencia mística…tal vez por eso el mito de la montaña sagrada donde se reciben iluminaciones… el silencio empinado, la cuesta , algo que se va quedando abajo, algo que viene a lomo de niebla

  2. aunque yo no soy tan solitaria como S. de todas maneras el subir siempre te concentra en ti y en la montaña, como una meditación..hay algo de soledad inherente al que escala , asi como la hay en el que vive, aquello de que nacemos y morimos solos…y subimos la montaña, solos también, a pesar de la gente… es una entrega , una comunión.
    abrazo

  3. no hay más que añadir a tu comentario!
    abrazos

    ps : creo que el tema de escalar la montaña daría para una bella antología de textos o de fotografías (cosa que a lo mejor existe ya en alguna lengua), acerca de todos esos lugares que se escalan en el mundo (pero, claro, no de manera turística ni deportiva). Al fin y al cabo son muchos los pueblos que han situado la morada de los dioses en las cúspides que tenían antes sus ojos… y las pirámides no hacen más que imitarlas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s