dirección número 17

17

Seguir el curso del agua cuando

en su vértigo resuena aún la refriega de las nubes, cuando

desposa el llano para dibujar el horizonte, cuando

en el delta la sal vuelve a su encuentro y es otra,

incapaz de saciar la sed siendo naufragio.

 

Si es de agua la materia que nos teje

¿la horadó también el cielo?

Si corre ¿dónde la humilde desembocadura, los desagües?

 

¿es su légamo  la vida o

es tan solo el ruido de sus piedras?

¿son las orillas de esas aguas lo que suena en la memoria?

 

Preguntas,

agua y vacío.

 

Este epitelio que los años secan

es su cántaro,

roto,

vivo.

© leonardo torres londoño, obra en obra, 2012

6 pensamientos en “dirección número 17

  1. ¿Es el olvido un delta donde se encuentra la sal de la memoria? ¿es el agua que nos teje la que nos hace náufragos? ¿ nace roto el cántaro, o es la andanada de los mares la que estalla su quilla?
    más preguntas de agua para tu dirección.
    abrazos

  2. En efecto, anamaría, cuando se empieza a preguntar es encontrarse con un mar de preguntas… y bueno, creo que más vale que los cántaros se rompan y que las aguas corran y corran las preguntas aunque no hallemos jamás las respuestas… a lo mejor preguntar es ya una forma de respuesta.
    un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s