a solas con el sol la noche

se ha quedado el sol
hurgando entre la noche
ha calcinado los rieles por donde suelen
subir
—–cargados
———–los vagones
ha desecho las traversas
dejando la mera superficie de las cosas
los ojos abiertos
las inminencias

no hace falta interpretar la cercanía oscura de las voces
la soledad crece bajo la luz
como crece en su temblor la aguja imantada del instinto
como crecen los caminos
las disyuntivas

sólo el albedrío se encoge intenta
protegerse de tanto escándalo
pero el sol le ha quitado al cansancio su follaje
aquí están los jardines el desierto
los instrumentos de medida
el mediastino

© leonardo torres londoño, obra en obra, 2011

Anuncios

17 pensamientos en “a solas con el sol la noche

  1. querido leonardo,
    me parece que este poema transcurriera por un sendero onírico, desde la imagen de ese sol nocturno “hurgando entre la noche”( frase hermosa y fuerte de inicio) los versos acuden con una cadencia pausada de sonata, la melodía la trae ese sol que es consciencia en medio de la oscuridad, que hiere y calcina hasta dejar en carne viva… la estructura musical se inserta sutilmente en ese devenir de codas: “las inminencias” (expresión certera que da cuenta del contrapunto entre luz y oscuridad), “las disyuntivas”, “el mediastino”, final contundente, que resume la pluralidad de encuentros entre lo nombrable,tocado por el sol- aun en esa “cercanía oscura de las voces”- y lo innombrable, que es ese bajo continuo que siempre se filtra en tu poesía, que permite, precisamente, que ese sol no sea sólo luz, que le otorga profundidad, entraña, hondura, al penetrarlo de misterio, que es “ese temblor en la aguja imantada del instinto”.”la soledad crece bajo la luz” y disminuye en el vientre tibio y oscuro del poema. Te dejo unas palabras que Alejandra Pizarnik me susurró para ti:

    “Enamorada de las palabras que crean noches
    pequeñas en lo increado del día y su vacío feroz…”

    “…Tal vez la noche sea la vida y el sol la muerte.”

    abrazo imantado

  2. Gracias muchas, anamaría, ya lo he dicho aquí varias veces, la importancia que tiene la melodía en lo que escribo; ahora bien, no sé cómo la oigan los otros y tu comentario tan especial me envía ciertas señales al respecto. No sé si me pregunto aquí qué es más terrible, si el sueño y por consiguiente el inconsciente con sus oscuridades que, sin embargo, podemos olvidar al despertar, o si es la luz de la conciencia, el estar despierto y temeroso frente a las viscisitudes de la vida. Yo que, en muchas ocasiones, he sido avestruz, no me atrevo a responder y me escudo en el poema. No puedo más que agradecerte que traigas a colación a Alejandra Pizarnik, con esos versos desconocidos para mí pero a la vez tan cercanos. Y que “la soledad disminuya en el vientre tibio y oscuro del poema” lo tomo como un hermoso regalo.
    Gracias, otro abrazo

  3. Difícil para mí este poema. Lo he leído varias veces, lo he leído en voz alto, lo hemos leído con Gustavo. Él lo sintió más fácil, le evocó “un llamado a la conciencia humana acerca de lo que está sucediendo hoy en el planeta”. Como ves, te leo a fondo, te leemos…

    Un abrazo

  4. Leonardo, como siempre disfruto la lectura de tus poemas, compartiendo esa imagen del sol quedándose en la noche que alguna vez he explorado. La palabra mediastino sonó muy bien en mi oído, no la conocía, resultó ser propia del lenguaje médico. Llevándola más lejos, es como una casa.
    Un abrazo,

  5. En efecto, Niée, la palabra mediastino da en el… mediastino (palabra que salió de una conversación para entrar directamente en el poema. Casa o encrucijada, lugar céntrico del pecho, según mi fuente autorizada.
    El sol es, quizás, una figura del insomnio, la conciencia, la imposibilidad de dejar a los sueños darnos reposo y contarnos lo que no queremos saber. El sol lo alumbra todo, las viscisitudes, las angustias.
    Un abrazo

  6. María, ahora eres dos, así que dobles gracias por la lectura. No quiero defraudar a Gustavo, pero no era mi intención ir tan lejos. Como siempre, la lectura nos alumbra nuestro propio trabajo de otra manera. Y lo enriquece. Si intitulara el poema “insomnio” aparecería de manera evidente su propósito. El sol lo ilumina todo, de manera escandalosa, nada se oculta, lo que nos espera está ahí, puesto al desnudo. Ya ves, no siempre se trata de buscar demasiado lejos. Sin embargo, me plantea un problema el que parezca tan hermético.
    Un abrazo

  7. Hermético sin Hermes! Siempre me ha parecido que un poema no debe cerrarse completamente, que debe dar algunas claves. Es un lenguaje en clave, sí, pero si busca al otro, no puede encerrarse. No me gusta escribir poemas que se presten difícilmente a la lectura. Eso no significa que deba ser fácil, claro. Pero la oscuridad total, no.

  8. Beatriz, me resulta difícil responderte aquí a lo que es un comentario de tu bitácora. Sin embargo, creo que así como hay poemas que merecen ir a la papelera, hay otros que no deberían padecer ningún despiste. Es como fabricar un objeto de alfarería, pintarlo a pulso y dejarlo caer en el último momento.
    Saludos

  9. Las estadísticas de blogger ayudan a localizar este tipo de comentarios “desordenados”. Sin embargo, y aunque puedo entender lo que dices. Me gustaría aclarar que “una forma de despiste” no es un despiste. Y que, en ocasiones, de los trozos de alfarería surgen mosaicos, tan válidos como el primer objeto. De todas formas, tampoco escribo cosas tan serias como para no poder tirarlas contra el suelo en el último momento.

  10. Un Sol que sólo da una luz tibia. No da calor. Sólo para los ojos, para las tribulaciones del pensamiento, no para el funcionamiento del cuerpo vivo al que aquel está atado. Claro, es un Sol de la noche.

    Eso me sugiere, mal expresado, como siempre.

    Abrazos,

  11. Un sol, quizás, que nos impide ver la realidad de los sueños. O lo que hay en los sueños de esencial para la vida. Tus lecturas, Celebes, siempre me abren algo nuevo en mi propia versión de cada texto. Y por ello, gracias.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s