pregunta acerca de

¿arrancar qué
para que mi decir no muera nacido ?
¿dejarle al ramaje raquítico de mi lenguaje
sólo las yemas fértiles
aún en sus ojales de silencio
pero abiertas ya al otro
al otro que escuchando las fecunda ?
¿con qué saber hermético escogerlas ?
¿arrancarle qué a las palabras
su sino su pasado
la escoria que las cubre ?
¿qué ?
¿alterar su orden, quebrar sus coyunturas,
devolverles la inocencia,
su imperfección acicalada ?
O
¿lo que debo arrancar es
la piedra que somete los temblores ?
¿Ha de ser en mi la poda ?

© leonardo torres londoño, obra en obra, 2011

Anuncios

12 pensamientos en “pregunta acerca de

  1. ¿arrancar qué…? excelente comienzo, excelente retorno, ya ese inicio es un poema zen.
    tus preguntas siempre estremecen, leonardo, y dejas al otro fecundado al escucharlas, entre todos hacemos ese arranque, el quiebre,la poda.
    para que el poema crezca hay que podarse
    los esquejes preñados de tus preguntas tiemblan

    besos

  2. Anamaría, gracias por tu comentario. ¿Qué decir? si mis preguntas estremecen será porque me han estremecido hasta aparecer en el poema, como este primer verso. En cuanto a la fecundación, este blog me ha ido enseñando que el lector fecunda el texto o por lo menos hace brotar lo que hay de latente en él, y que cuántas veces fue escrito sin tener conciencia de ello! Es verdad que entre todos se debe hacer la poda, pero no deja de ser un acto íntimo y quizás doloroso para el cual es preciso un camino. La pregunta, entonces, puede resultar retórica: tu respuesta es ya un brote : para que el poema crezca hay que podarse.
    Cariños

  3. Leonardo, me alegra tu regreso de unas seguramente relajadas vacaciones. El poema parece aludir al sentido de la escritura, el para qué se escribe, se me ocurre que la respuesta no es sencilla, tal vez hay muchas posibles respuestas. Me parece un misterio, muchas veces el que escribe no sabe por qué llega una palabra y no otra, porque algunas se quedan en la punta de la lengua sin poder llevarlas al escrito. Lo de la poda, es lo más difícil en esta metáfora de “cultivar” las palabras como si fueran flores.
    Un abrazo,

  4. Gracias Niée, por tu indefectible fidelidad! Quisiera preguntarme, más allá de la razón de escribir, por lo que debemos/podemos escribir. Qué lengua emplear, qué decir en la escritura que sea verdadero o que emocione, que de verdad comunique de otra manera, en lo no dicho, en los intersticios, qué decir para que pueda brotar en el otro y la pregunta me lleva al escritor, claro, de qué debemos deshacernos para que el acto de escribir, para que lo escrito, valga la pena. La poda es doble, si queremos encontrar algo nuevo, cuando el lenguaje se desgasta y cuando también el ser humano se ha desgastado.
    Un abrazo con cariño y feliz primavera!

  5. Pues yo, seguramente, no puedo darle la respuesta, pero sí que puedo expresarle mi admiración por la forma en que Ud. se plantea las preguntas.

    Como siempre un texto bello -significante y significado-, ya sea leído palabra por palabra, frase a frase o en su plenitud,

    Abrazos,

  6. Saludo de regreso, Emily viajera. Pero oh que sí, hay que arrancar tanto en las palabras como en nosotros. Arrancar es crecer, recogerse es extenderse de otra manera. Y en la escritura no debe olvidarse.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s