Un poema para José Luis Zúñiga

Así estarán las cosas que la muerte
vino a devolverme las palabras.
De repente y todas
.
y hace falta
desenredarlas de la maraña empecinada del silencio

le cortan los hilos a la vida
y uno haciéndose un ovillo con todo aquello que ahora
es sólo suyo
.
Los muertos se van al fondo de la tierra y ya nada les importa,
poco les concierne la floración extemporánea de nuestro desconcierto,
el feroz remordimiento de las hiedras
.
Abril está en las calles y las preguntas
no alcanzan a llegar hasta el lenguaje,
se quedan suspendidas en el polen intempestivo de la muerte
.
Nadie nos ayuda, pues, a ordenar las minutas del pasado,
a restarle un uno a tantas cosas o tan pocas, quizás,
a quedarse a solas con palabras
a las cuales harán falta, en adelante, sus palabras
.

a la memoria de José Luis Zúñiga
© leonardo torres londoño, obra en obra, 2011

Anuncios

8 pensamientos en “Un poema para José Luis Zúñiga

  1. Por los poemas que pude leer de José Luis en la entrada pasada, se nota que es un poeta que merece todo homenaje. Este escrito que hace usted está muy bacano, se nota que sale del alma para otra alma, si es que las almas existen.

    Un abrazo,

    Tomáz.

  2. Encuentros de la red, intercambios ricos como el que también mantenemos usted y yo, que le hacen a uno pensar que todavía hay gente buena en este mundo tan desbarajustado.
    Un abrazo Tomáz.

  3. “Abril está en las calles y las preguntas/no alcanzan…” pero poemas como éste sí, al mismo centro de la diana.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s