Tres Instantáneas

1

horas mirando el paisaje
ninguna palabra acude para salvarlo
se hunde
mejor irse

2
saberse nada
saberse nadie
llevarlos como bandera

3
Hay una pequeña madriguera en un rincón del cuarto :
oscura, abrigada.
Ignoro si alguien más lo sabe.
En ella habito.

© leonardo torres londoño, obra en obra, 2010.

Anuncios

18 pensamientos en “Tres Instantáneas

  1. Excelentes retratos del mundo dibujados con pocas lineas ¿así es que hacen bocetos los poetas?
    La segunda instantánea está excelente. Me inscribo en ella.
    Saludos,

    Tomáz.

  2. Portinari, una buena hora para escribir, quizás fuera del tiempo, quizás en su propio antro. La grieta por donde.
    María, Hablas de la verdad del poeta. ¡Uy! un tema enredado. La primera instantánea apunta a la distancia que separa la realidad de la poesía, o al intento infructuoso de buscarla donde, quizás, no se halle, puesto que la poesía no está en las cosas, es el producto del poema, es su trabajo. Pero ¡cuántas veces nos ocurre de sentarnos por ahí a contemplar la ciudad, un paisaje, con la intención no tan secreta de sonsacarle un poema… que nunca llega!
    La segunda podría estar escrita en mi espejo, a lo mejor está inscrita en mi solapa.
    La tercera retoma algún tópico mío y, sin duda, viene de la tierna empatía que me une a Gregorio Samsa.
    Así que sí, son asuntos míos, verdades.

  3. Marina, muchas gracias por pasar y al hacerlo, dejar huellas así, de pólvora pura, sabes que las aprecio.

    Bardinda, puede gustarte pues a todos nos pasa lo mismo porque espero que tus banderas sean otras y la vida que aparece en tus crónicas se desarrolle en una madriguera más luminosa.

    Saludos

  4. Jose, fogonazos los llamas, me halaga la palabra. Pero fíjate que algunos me han costado algunas horas de inquietud. Y ¡cómo me alegra que retumben en tus exigentes oídos!

    Tomáz, ya empiezas a conocerme y a lo mejor es que voy aprendiendo de tus dibujos, pues la técnica del graficaturista como vos no consiste en nada diferente. Salvo que lo mío es como un antídoto contra el silencio que me anda rondando.

    Abrazos

  5. excelentes instantáneas, me han gustado las 3, pero en especial la primera, el título es perfecto, instantáneas, escritas, instantes…

    Me ha gustado bastante,

    Saludos y éxitos!

  6. Cecilia, gracias, como ya lo dije por aquí más arribita, Gregorio Samsa, su visión desde debajo de la cama, siempre me ha conmovido.
    Cíclopa, te deseo la bienvenida y te agradezco tu visita desde tu doble madriguera, ya habrás visto que aprecio tu escritura y tus incertidumbres pues algunas las siento como mías.
    Blueandtanit, agradecimientos. Estas instantáneas nacieron con la primera, que es el eco de un intento fallido por escribir un poema. No es que salgan así todas de un golpe, a veces tengo que elaborarlas a partir de alguna pequeña secuencia, o cuando me doy cuenta de que soy incapaz de resolverlas en un escrito más vasto. Pueden ser algo así como mirarse en las astillas de un espejo.
    Saludos amistosos

  7. Leonardo, la tercera instantánea me gustó especialmente. Pensé que da cuenta de lo cotidiano, de ese espacio oscuro, secreto en que nos arropamos. Lo mejor, nadie más conoce sus coordenadas.
    Un abrazo,

  8. Trois stèles ?
    J’aime beaucoup.

    La última me remitió a esa frase de Henri Michaux, que personalmente me encanta :

    J’étais autrefois bien nerveux. Me voici sur une nouvelle voie.
    Je mets une pomme sur la table. Puis je me mets dans cette pomme.
    Quelle tranquillité !

  9. Niéé, Traes una lectura positiva de estos versos y, en efecto, puede ser así. No sé porqué pensamos en este espacio como algo oscuro, por què consideramos que el adentro es oscuridad. Gracias por tu mirada. Un abrazo.
    Marimbalú : Ce serait pretention parler de “stèles” mais je suis surpris, de toute façon de l’accueil qu’elles ont eu, vu le nombre de commentaires, peut être à cause de leur brièveté. Je te remercie de me faire penser à ces lignes merveilleuses de Michaux, sans doute étaient elles dan l’air, avec ce cher Gregorio, lorsque j’ai écrit cela. Une des scènes les plus douloureuses dans la nouvelle de kafka est lorsque la soeur, je crois, lance un trognon de pomme qui s’incruste dans la carapace de Gregorio, c’est terrible. La pomme de Michaux est aussi puissante, elle ouvre des possibles. Ma “madriguera” est quelque chose de bien plus petit et sans doute, une lointaine imitiation. Besos.

  10. Pues son como alfileres que penetran en la piel. La segunda me recuerda a ese texto de “Tabaquería”, de Fernando Pessoa:

    “No soy nada.
    Nunca seré nada.
    No puedo querer ser nada.
    Aparte de esto, tengo en mí todos los sueños del mundo.”

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s