Noche

La noche es una línea vertical
apenas las pupilas dejan de velar irrumpe
en el telón vacío

Los sueños adhieren a ella
cerrados aún pero impacientes
como madreperlas
cortantes explosivas

bajar
bajar
por ella
con la fuerza de los
brazos aún en la vigilia
sordos a la batahola

insensibles
ignorantes

las heridas de nácar no hacen daño
pasan fantasmagóricas entre bastidores

la línea de la noche
no tiene derrotero
es una
y al pasar por el punto que somos
Un punto en el espacio
representa
su estridente geometría

Seguirla a ciegas
sin tropiezos
hasta volver a la luz

indemnes
ignorantes

sin memoria alguna del estruendo

para ‘P’

© leonardo torres londoño, obra en obra.

Anuncios

8 pensamientos en “Noche

  1. La noche, momento mágico para tantos… desconectamos, pensamos, creamos, escribimos, soñamos. Y mientras transcurre, nuestra vida es otra, la deseada, la que siempre quisimos, la que no tuvimos; y dicen, que si se sueña con fuerza, poniéndo todos nuestros sentidos y, por supuesto, nuestros sentimientos, lograremos alcanzar lo que soñamos.

    Versos cargados de emoción con los que logras un hermoso poema. Gracias por dejarnos participar de él.

    Un abrazo Leonardo.

    Ernesto

  2. Alguna que otra noche me paso por aquí, te leo y me vuelvo a casa sosegada, tranquila y contenta de haber encontrado este blog.
    Buenas noches

  3. Leonardo, buen poema sobre las horas de fragilidad a las que nos entregamos en el sueño. También, quién no? de la vigilia en que damos vueltas a las inquietudes del día como montados en un carrousel medio fantasmagórico del que no bajamos ni con diez “aguitas de lavanda”.
    Un abrazo,

  4. Ernesto, mis sueños ya se quedaron atrás, en lo irrealizado, pero me siguen sacudiendo todas las noches.
    Madison : ¿cómo agradecerte tu comentario? No sé quién eres ni de dónde vienes pero me alegra que te marches sosegada y me alegra, sobremanera, encontrar algún eco en otros corazones.
    María, sí, pensé en tu poema del día cuando lo colgué; en efecto, hay diálogos subterráneos como un Gulfstream.
    Celebes, bueno, pues imagínate si los ves brotar a través de estas palabras. Pero estoy seguro de que por allí, cerca de tu tierra también brotan cantidades cosas que no tengo yo aquí.
    Niée, sí, sí, el carrousel nocturno a veces nos despierta de tanto sacudirnos, aun cuando no podamos bajarnos.
    Jose, creo que el poema es bastante ‘soft’, es apenas un esbozo de la terrible línea que puede ser la noche, así que entiendo que te atrape el vértigo.
    Gracias a todos y cada uno, abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s